Estallido en las cárceles: tiros, muertos, tensión y muchos reclamos

Hubo graves incidentes en las Unidades 10 de La Plata y 1 de Corrientes, donde también falleció un interno. También se reportaron motines en Florencio Varela y Devoto, en ambos penales se registraron casos positivos de Covid19.

“Se pudrió todo en la diez. Está todo mal», arenga uno de los 150 detenidos de la cárcel de Melchor Romero, mientras corre buscando subir al techo donde sus compañeros encabezan un fuerte reclamo por la crisis del coronavirus. 

Tres detenidos de la Unidad 42, donde se registró el primer caso de coronavirus, denunciaron que fueron agredidos por los guardias. FOTO: CEDOC PERFIL

La toma de este lunes en la Unidad Penitenciaria Nº 10 de Melchor Romero (La Plata) es un espejo de la tensión con la que se vive en casi todas las cárceles del país desde que fue declarada la pandemia del Covid-19. Poco después, en la Unidad Penal Nº 1 de Corrientes, un enfrentamiento entre detenidos y guardias dejaría como saldo un muerto y catorce heridos. 

Así fue el enfrentamiento en la UP1 de Corrientes

La sobrepoblación reinante en la mayoría de los penales es una verdadera bomba de tiempo. En la Unidad Nº 42 de Florencio Varela, donde este domingo se confirmó el primer caso positivo de un interno, se vive un clima denso. Esa misma noche los guardias reprimieron a los más revoltosos, según denunciaron los mismos detenidos. 

Uno de ellos compartió una foto de tres compañeros que presentaban más de diez impactos de balas de goma en el cuerpo.  Los reclusos piden que los internos que forman parte de los grupos de riesgo sean beneficiados con arresto domiciliario al igual que los que antes de la pandemia tenían permisos laborales o salidas transitorias.

Esta semana explotó la situación en la cárcel de Devoto, donde tras un motín y caerse un recluso del techo y fallecer anunciaron un caso positivo de Covid19

«La situación está muy complicada y las medidas necesarias no están dadas porque faltan muchas cosas», contó al diario PERFIL un joven detenido en un penal del conurbano, y que por seguridad prefiere no dar a conocer su nombre. 

El interno señala que recién después del caso positivo de coronavirus los guardias comenzaron «a usar barbijos y guantes». «Esto es una bomba de tiempo. Si entra el virus se va a complicar mucho. Tratamos de cuidarnos entre nosotros porque de parte de las autoridades no solo no te dan nada, sino que además esconden información», dice.

Motín en el Melchor Romero

La mayoría de los detenidos no poseen barbijos y eso que en algunos pabellones conviven más de cuarenta personas. «Nadie nos dio guantes ni barbijos.

En la Unidad Nº 1 de Olmos, la cárcel más poblada del país, también hay un clima enrarecido: los internos aseguran que 16 internos fueron aislados ante la sospecha de un caso positivo y denuncian la muerte de un interno.

Fuentes consultadas indicaron que en las últimas horas se reportaron incidentes en los penales de Ituzaingó y San Martín, aunque no hubo que lamentar víctimas. Además, internos de las unidades 48 de San Martín, 31 de Florencio Varela, 39 de Ituzaingó, 27 de Sierra Chica,  33 de Los Hornos y 12 de Gorina decidieron iniciar una huelga de hambre para que las autoridades escuchen sus reclamos.

En Corrientes, un detenido de 22 años murió y otras catorce personas resultaron heridas cuando los guardias intervinieron en una pelea. En uno de los videos, uno de los convictos dice que el problema surgió cuando estaban jugando al fútbol. «Estamos jugando a la pelota, tranquilo, y empezaron a los corchazos (…) Quieren que se pudra todo acá», señaló el interno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.